NO ENTRAR AL TRAPO

Escudo-de-Sevilla

Desde la manigueta se ve casi toda la cofradía, y aquí, asido a ella, uno reflexiona sobre las cosas que pasan en nuestras hermandades.

Utilizo el símil taurino, con el permiso de la concurrencia, porque describe a la perfección lo que pienso que deberíamos hacer los cofrades cada vez que nos muestran la muleta los espadas de la política, que, precisamente, no son diestros.

Cuando llega la Cuaresma salen al ruedo lidiadores de medio pelo para intentar cortarle al burel las dos orejas y el rabo, sacando tajada de los que saben de sobra que entramos al trapo. No falla: el año pasado que iban a quitar la Semana Santa si salían elegidos, este año que quieren quitar la misa de la tele, a los santos del escudo de la ciudad de Sevilla y el título de Mariana, otrora los solsticios, etc., etc., etc.

Los cofrades, que parecemos nuevos en esta plaza, acudimos prestos al engaño y, en lugar de devolver el toro al corral o simplemente ver los toros desde la barrera, nos metemos rápidamente en faena e inundamos las redes sociales y los ‘esmarfones’ de lances defensivos y de justificaciones de nuestras creencias y religiosidad. Corren inmediatamente los ‘megabaits’ con mensajes de protesta, de defensa, de insultos incluso a estos políticos mediocres que solo buscan notoriedad a costa de un ganado que saben que es bravo y se lanza rápido a la arena, atándose los machos, buscando pelea y sacando pecho.

Desde que ha tomado la alternativa esta moda del laicismo en la política, estos toreros de salón no paran de darnos la vara cuando llega el momento y nosotros, en lugar de dar una larga cambiada o tener mano izquierda, acudimos a la muleta una y otra vez provocando un revuelo que, precisamente, es el que buscan. Saben que no van a dar ni un derechazo, ni medio natural, pero saben también que con esos brindis al sol al final dan la vuelta al ruedo de la publicidad gratuita y se ganan el aplauso fácil de sus seguidores.

A mi modesto entender, saldríamos por la puerta grande si, en lugar de embestir cada vez que nos mostraran el engaño, cambiáramos de tercio, nos pusiéramos el mundo por montera y diéramos una larga cambiada a este personal que no tiene ni medio pase. Cuando se den cuenta que pinchan en hueso una y otra vez ya veríamos si seguirían siendo capaces de meterse en faena de nuevo.

¡Suerte y al toro!

Anuncios

4 comentarios en “NO ENTRAR AL TRAPO

  1. Muy acertado consejos, tiempos pasados nos debería hacer reflexiomar y tener más empaque y demostrar que hace daño el que puede no el que quiere, sigue escribiendo así.

    Me gusta

  2. Pingback: LA CONSEJERA ANTICAPIROTERA | Desde la manigueta

  3. Pingback: La Consejera anticapirotera - Portal - El Foro Cofrade

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s