ELECCIONES: ¿OTRA DESMEDIDA?

votacion

Desde la manigueta se ve casi toda la cofradía, y aquí, asido a ella, uno reflexiona sobre las cosas que pasan en nuestras hermandades.

Ya comentamos desde esta manigueta no hace mucho sobre las elecciones en nuestras hermandades, deseando unos procesos electorales modélicos y ejemplares en este año 2015 tremendamente electoral, lo miremos por donde lo miremos. Quitando un par de detalles, a punto de llegar al ecuador del calendario, se ve que hasta ahora los candidatos a junta de gobierno han hecho uso de la educación y el señorío que últimamente se ha echado en falta en bastantes ocasiones, limitándose a exponer sus programas e ideas a los hermanos. Pero ¿de qué manera?

Los tiempos cambian, estamos de acuerdo, pero ¿todo vale? Las hermandades no son partidos políticos (aunque cada vez se asemejan más en el gobierno de las mismas) para tener campañas electorales como las que estamos viendo últimamente en algunas de ellas. Las hermandades no son clubes deportivos, para andar con fichajes y cambios de “entrenadores”. Las hermandades no son peñas, no son clubes sociales, una hermandad no es una ONG, no es una empresa y no es un círculo cultural. Creo que en esto estamos todos de acuerdo, pues bien, cuando llegan unas elecciones, muchas de ellas, parecen todo eso antes que una hermandad.

A mi parecer, en los procesos electorales, como en muchos otros ámbitos, hemos sobrepasado los límites que la mesura y la proporción mandan, ese término medio tan difícil de encontrar hoy día en la mayoría de nuestras hermandades. Quizá –y no es excusa- todo lo que rodea a la Semana Santa se haya desmedido, es cierto, pero esto no es óbice para que los propios cofrades apostemos por reconducirlo y, más al contrario, parece que nos gusta entrar en el juego de la desproporción y la desmedida.

En definitiva el tema electoral es otro ejemplo más de cómo tratamos los mismos cofrades, en estos tiempos que corren, a nuestras propias hermandades centenarias, preocupándonos más de nuestro ego, de nuestra posición social y de nuestro propio beneficio que del prójimo. Afortunadamente en algunas hermandades no es así, aunque sean minoría.

El miedo que a mí me da es que los cofrades que se visten por los pies están dando “paso atrás” y refugiándose en su cirio y en disfrutar las cofradías en la calle, dejando la hermandad a un lado y dando paso libre a la desmedida y a los que vienen a servirse.

Un comentario en “ELECCIONES: ¿OTRA DESMEDIDA?

  1. Sólo soy un hermano de cirio. Pero cada vez estoy más contento de ser sólo eso. En mis hermandades no tengo problemas con nadie de las juntas de gobierno, al contrario. Pero he visto casos que claman al cielo. Gente que cuando dice “mi hermandad”, realmente creen que son de su propiedad. Doy gracias por no tenerlos cerca.

    Y una cosa que parecen olvidar los que ya no saben qué hacer para acaparar una vara. La devoción es gratis, sólo paga cuota quien quiere hacerlo. Digo esto porque como no rectifiquen, se terminarán quedando solos. Mira por donde si podrán decir que sus hermandades son suyas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s